Interim Managers y otros Freelance

Flexibilizar el trabajo de ejecutivos y profesionales ayuda a las empresas a reaccionar de forma más adecuada ante los acontecimientos.

Estamos asistiendo a una transformación del mundo laboral que manifiesta singularidades en cada país. España está sufriendo una destrucción masiva de empleo que, al contrario que en otros momentos, afecta también a posiciones directivas. Cada vez más, la carrera profesional se diferenciará de lo que hemos conocido hasta ahora. Se seguirá requiriendo talento, personas capacitadas y comprometidas, pero no de forma continuada.

La capa flexible
En los países con un mercado laboral más evolucionado que el de España, las empresas se están organizando en un núcleo fijo y, a su alrededor, añaden una o varias capas flexibles. Una capa interna y una capa externa.

El núcleo fijo está compuesto por personas que se dedican, día a día, a gestionar las actividades principales de la empresa. Las capas flexibles, son empresas y/o profesionales externos que se implican en la gestión de proyectos. Finalizados los proyectos, finaliza la colaboración.

Hoy en día, la filosofía en el área de RR.HH. en gran parte del mundo, es que es más importante saber dónde contratar rápidamente un profesional con talento para una situación específica temporal, que tener continuamente una gran organización. De esta manera, se tiene siempre el perfil específico que requiere cada situación y con un óptimo nivel operacional.

En las diferentes zonas del mundo hay grandes avances en este tema. En Benelux, en este momento, el 23% de los directivos y profesionales altamente cualificados son freelance. En EE.UU. el 30% y en Australia ya se ha superado el 50%. Está por ver si España llegará a estas cuotas, pero seguro que evolucionará de forma considerable.

El gurú de management irlandés Charles Handy predijo este fenómeno ya al final de los años 60. Estamos asistiendo, aparte de a un fenómeno coyuntural, a una evolución estructural del mercado laboral.