La hora de los Interim Managers y Freelance

Llega el cambio en las relaciones entre empresas y ejecutivos que Charles Handy ya predijo en los años 60

Estamos asistiendo, y no sólo en España, a una transformación radical del mundo laboral. Una transformación que, si bien tiene algunos elementos comunes en su aplicación en cualquier país, manifiesta elementos singulares en cada uno de esos países. (Download Versión PDF)

Durante la crisis hubo una destrucción masiva de empleo. Destrucción en la que, además y al contrario que en otros momentos, se veían afectadas también posiciones directivas.

Aunque era una transformación fuertemente influida –acelerada- por la situación de crisis económica, no estaba exclusivamente vinculada a la crisis: también las empresas con éxito tuvieron que reducir plantilla fija y talento estructural. Se trata de una transformación radicada en un proceso evolutivo.

Cada vez más el trabajo y la carrera profesional se diferenciarán de lo que hemos conocido hasta ahora. Se va a seguir requiriendo talento, personas capacitadas y comprometidas, pero ya no de forma continuada. Y
esto, especialmente para los menos jóvenes, va a ser de difícil encaje y dejará una huella muy profunda en la carrera de muchos profesionales.

Las empresas
están
organizándose
en un núcleo
fijo alrededor
del cual se
añade una o
varias capas
flexibles

Hay una entrada cada vez mayor de personas preparadas en el mercado de trabajo en un momento en el cual se están reduciendo de forma significativa las oportunidades. En consecuencia, las personas en búsqueda de trabajo van a tener que ser mucho más proactivas que anteriormente. Y, por otra parte, para las personas que entran ahora en el mercado laboral, va a ser muy importante el planificar bien su carrera profesional.

La capa flexible

En los países con un mercado laboral más evolucionado que en España, estamos viendo que las empresas están organizándose en un núcleo fijo alrededor del cual se añade una o varias capas flexibles.

El núcleo fijo está compuesto por personas que se dedican a gestionar los negocios y actividades principales de la empresa. Se dedican al día a día y hacen crecer de forma orgánica el negocio.

Las actividades de negocios nuevos u otras actividades que no encajan en el día a día, y/o en el crecimiento orgánico, se gestionan por empresas y/o profesionales de las denominadas capas flexibles, en pura y dura praxis de gestión de proyectos. Finalizados los proyectos, finaliza la colaboración acordada. Si hay continuidad en la relación, será en base a un nuevo acuerdo para un nuevo proyecto.

Las capas flexibles se estructuran, en función de la continuidad en la asignación de proyectos, en lo que podemos denominar capas internas y capas externas. Empresas muy grandes tienen ambos tipos de capas. Las más pequeñas sólo suelen tener una capa flexible externa.

La capa interna está compuesta por empleados que son enviados de un proyecto a otro. La capa externa está constituida por freelance y/o empresas contratadas que colaboran con la organización contratante hasta la finalización, definida, del proyecto en cuestión.

En muchos casos, cuando se trata de encargos de relevancia, los freelance pueden ocupar posiciones relevantes. En esos casos, además, disponen y trabajan con información muy confidencial. Suelen estar una temporada en una compañía y luego van a otra. Algunos de ellos tienen ya casi 4 ó 5 clientes fijos por donde van rotando a lo largo de los años.

El enfoque de muchas empresas hacía el talento está cambiando. Es más importante saber dónde contratar rápido el talento en cuanto que se necesite, que tenerlo continuamente presente en la organización. Así se puede tener continuamente la gente con el perfil específico que requiere la situación. Además, empieza a haber, en algunas empresas, grupos de freelance de confianza.

Podemos decir que los freelance son los pioneros de la economía en red (“Network”). Las empresas crean redes de profesionales alrededor de si mismas. Estos profesionales pueden mantener una relación entre ellos mismos que puede también llegar a conectar con otras empresas.

El enfoque de muchas empresas hacia el talento está cambiando

En EE.UU. la mayoría de la producción de multimedia en Nueva York, está hecho por freelance. Otro ejemplo es Silicon Valley, donde el 15-30% de los profesionales son freelance. En ambos casos son profesionales altamente preparados.

Hay muchos ejemplos, también en España, de empresas que, trabajando bajo esta filosofía, están superando las dificultades del momento.

El entorno es cada vez más complicado y las necesidades de talento cambian

En general, cuando la economía entró en un espiral bajista actuaron con agilidad prescindiendo de sus colaboradores de las capas flexibles y ajustaron sus costes de operación. De este modo, las empresas logran mantenerse, sin excesivas dificultades, en su óptimo nivel operacional.

Esta forma de flexibilizar el trabajo de ejecutivos y profesionales ayuda a las empresas a reaccionar de forma más adecuada a los acontecimientos.

Podemos resumir las siguientes razones por la que se flexibiliza el trabajo
de ejecutivos y profesionales altamente cualificados:

  1. Incremento de lo que Ansoff llama la turbulencia del entorno. (Matriz de turbulencia de Ansoff).
  2. Coste de transacción.
  3. Consideraciones de planificación de los empleados necesarios.

1. La turbulencia del entorno

En estos momentos las empresas están afrontando una globalización que está incrementando lo que se llama la turbulencia del entorno.
(Según Matriz de Ansoff)

Globalización: Si la Turbulencia en el entorno se incrementa
Ansoff’s Turbulence Matrix

El incremento de la turbulencia del entorno fuerza a las empresas a pensar en estructura y gobernabilidad Europa se mueve según Ansoff de fase 3 a fase 4
La flexibilidad es cada vez más necesaria con el incremento de la turbulencia
La capa flexible es un tema importante para RR.HH. ¡¡Estratégico!!

Estamos en el cambio de la fase de “Cambio a Discontinuo”. El entorno es cada vez más complicado y las necesidades de talento cambian. Ante este cambio de fase, las empresas se están organizando cada vez más según lo que necesita el mercado. Se está pasando de jerarquías claras a grupos creados para dar respuesta a las exigencias del mercado. La adaptación a estas debe ser muy rápida y con el menor coste posible.

2. Los costes de transacción

Los costes de transacción son un factor muy importante. Estamos hablando de costes en tiempo y en dinero. Estos costes los podemos clasificar en tres tipos: costes ex ante, coste del acuerdo y coste ex-post.

El coste de contratar freelance, tanto en tiempo como en dinero, es mucho menor que el de un empleado fijo. El coste de buscar, negociar, formalizar, mantener, gestionar y terminar la colaboración es, para un freelance, una fracción de lo que es para un ejecutivo permanente. Y en entornos tan cambiantes como los actuales, y futuros, se necesitan, cada vez con más frecuencia, profesionales diferentes. Y el cambio, si se quiere seguir siendo competitivo, se debe poder hacer con el menor coste, en tiempo y en dinero.

El coste de contratar freelance, tanto en tiempo como en dinero, es mucho menor que el de un empleado fijo

3. Consideraciones de planificación

La Planificación de la plantilla que se va a necesitar se vuelve más compleja y relevante. En la planificación de la plantilla se deben tomar en consideración dos variables: unicidad del capital humano y su valor para la organización. Según el grado de importancia de estas variables y el punto de la combinación de ambas, el tipo de contratación varía.

… definir lo que es realmente importante y crear la organización más eficiente posible

A la luz de las diferentes combinaciones en la matriz, podemos concluir que las empresas van a necesitar cada vez más profesionales en “las capas flexibles “ y cada vez menos en el núcleo estable de la organización.

En regiones como Benelux, el desarrollo del freelance está yendo muy rápido. En este momento es del 21-22% de directivos y profesionales y se espera que antes de fin de esta década se llegue al 28-30%.

No hay cifras sobre España, pero la tendencia es clara y está avanzando.

Para seguir siendo competitivas en este nuevo contexto económico, las empresas tienen la necesidad de focalizarse en sus actividades claves. Lo que implica que tienen que definir lo que es realmente importante y crear la organización más eficiente posible.

Todo lo que se aparte de las cuestiones que entran en este foco muy estrecho, se  gestionará por proyectos que se encargarán a “las capas flexibles”, ya sean internas o externas y, en este caso, las externas y si se trata de Directivos, serán freelance.

4. Conclusión

Las empresas buscan cada vez más flexibilidad para sus posiciones directivas. Los freelance están siendo cada vez más importantes para estas empresas. Esta flexibilidad es válida para una eficaz y eficiente navegación tanto en aguas calmadas, como en situaciones de turbulencia. Los freelance son, cada vez más, el aceite en el motor de la economía.

Dirk Kremer
Q Management de Transición S.L.

Las empresas buscan cada vez más flexibilidad para sus posiciones directivas