Director Operaciones (multinacional)

Una conocida multinacional del sector industrial solicita a QMT un interim manager como Director de Operaciones para gestionar el traslado de una de sus plantas más importantes a un país del este de Europa.

La planta en España lleva tiempo perdiendo dinero. El coste de los empleados por pieza fabricada es demasiado alto, porque en el pasado no se pudieron contrarrestar las subidas de sueldos con ganancias de productividad. La negociación del ERE no presentó mayores dificultades, porque en reducciones de personal anteriores ya se habían fijado las condiciones marco.

La empresa decide, según un plan establecido, reducir escalonadamente la producción y los empleados en España, mientras que la sube en el este de Europa. Pero el arranque de la producción en la nueva planta presenta más dificultades de lo previsto y en España no son capaces de reaccionar.

La empresa decide contratar un interim manager como Director de Operaciones que, de facto, es el máximo responsable de la planta.
 

Solución QMT

 
Cuando saltan las alarmas el 40% de los empleados ya está fuera de la compañía y es imposible reincorporarlos. El Director de Operaciones tiene que arrancar líneas de producción que ya estaban cerradas con menos personal. Para ello, reorganiza el trabajo y con una gestión muy firme se llega a alcanzar el 90% de la producción anterior. Esto supuso un incremento del 50% de la productividad.

Adicionalmente, decide aplazar la salida de más personal hasta que la planta nueva está preparada para asumir escalonadamente la producción.

Una vez llegado a esta situación el Director de Operaciones decide reducir la producción, pero de forma diferente a lo que estaba previsto en el plan inicial. De esta manera se cubren los puntos débiles de la planta en el este.
 

Resultados después de 7 meses

 
El Director de Producción (interim manager) logra su objetivo y ejecuta el proyecto con éxito.

Después de 7 meses, la empresa decide paralizar la producción y cerrar la planta. El traslado de la producción al este ha sido un éxito, sin impacto en los clientes. Si el incremento de la productividad que consiguió el interim manager se hubiera alcanzado antes, se podría haber evitado el cierre de la planta.
 

Ver otros casos de éxito
 

El valor del interim management