Director General

Una empresa dedicada a la venta de productos de consumo para el automóvil solicita a QMT la incorporación de un interim manager como Director General por un período de 12 meses.

La compañía se encuentra inmersa en una profunda crisis de ventas y resultados. Los accionistas deciden encargar la elaboración de un nuevo plan estratégico a un consultor de gran prestigio. En ese nuevo plan se incluye cambiar el Consejo de Administración y el Director General.
 

Solución QMT

 
QMT incorpora un Director General con el objetivo de reorganizar la empresa de acuerdo con el plan estratégico en el plazo de 12 meses acordado.
 

Resultados después de 12 meses

 
El nuevo Director General de QMT valida el plan estratégico y pone gran parte de él en marcha. Obtiene resultados destacados en todas las áreas: comercial, operaciones, finanzas y recursos humanos.
 
Área comercial

  • Revisión de la oferta comercial: rediseño de productos existentes y desarrollo de otros nuevos.
  • Revisión de la estrategia de internacionalización: (i) se abren nuevos mercados internacionales con distribuidores en países clave, y (ii) en los mercados internacionales existentes, se modifican los acuerdos con los distribuidores existentes o se reemplazan por otros nuevos.
  • Se reorganiza el equipo comercial por tipo de cliente. Esto ayuda a enfocar el trabajo del equipo y a mejorar sus resultados.

 
Área de operaciones

  • Reorganización de la producción. Como consecuencia, algunas partes se transfieren a subcontratistas en China. Esto permite reducir plantilla en España y lograr importantes ahorros en los costes de fabricación.

 
Área de finanzas

  • En finanzas, el balance se gestiona de forma profesional: (i) se reducen los inventarios y los saldos de las cuentas a cobrar, se reestructura la deuda, alargando vencimientos para alinearlos con la depreciación de los activos fijos.

 
Área de recursos humanos

  • Se reestructura la primera y segunda línea ejecutiva, prescindiendo de 30 personas y contratando 12 nuevos directivos, entre ellos, los directores de finanzas, ventas y de recursos humanos.

 
En un lapso de tiempo de 14 meses, la compañía está completamente reorganizada.

Con estas medidas, la empresa aumenta un 10% las ventas en el primer año, alcanzando el punto de equilibrio a los 7 meses. En el segundo año, las ventas crecen un 20% adicional y es rentable. Posteriormente, se inicia un proceso de venta.
 

Ver otros casos de éxito
 

El valor del interim management