LO QUE TE TRAJO AQUÍ NO TE LLEVARÁ ALLÍ

El futuro del trabajo ya está aquí. Tras un fuerte confinamiento, el mundo ya no es el mismo y ha cambiado significativamente. La “vuelta” al trabajo y tener éxito en él requerirá de nuevas habilidades porque como dice el refrán: “Lo que te trajo aquí, no te llevará allí”.

Las habilidades de ayer son solo un punto de partida, pero el éxito del mañana requerirá de más, y, sobre todo, de diferentes habilidades. Todos necesitamos construir talentos que tal vez no tengamos. Esto es algo bueno, nos mantiene en forma y nos diferenciará de los demás en la era de la marca personal.

Nuestros interim managers son profesionales que dedican un gran esfuerzo a su actualización constante, que le da una mayor solidez a su experiencia como directivos y como líderes transformadores. Son líderes que guían, bajo el liderazgo general de la alta dirección de la empresa que los contrata.

Nuevas habilidades

Estas son las nuevas habilidades que necesitarás aprender para hacer crecer tu éxito y reputación positiva como un líder que lidera; y por supuesto, mantenerlas en el tiempo.

LO QUE TE LLEVÓ AQUÍ, NO TE LLEVARÁ ALLÍ

    1. Manejo de la ambigüedad. Tal vez lo más importante, necesitarás la capacidad de lidiar con la ambigüedad y más para abrazarla. Se considera como una habilidad estratégica de fututo para poder gestionar, reconocer y afrontar la incertidumbre, de forma eficaz, en un momento dado, sin contar con toda la información, tomando en cuenta nuestro conocimiento del mundo y del contexto. A medida que las cosas se mueven más rápido, tenemos menos tiempo para parar, evaluar y analizar. Esta será la habilidad que necesitarás nutrir: superar tu instinto natural de claridad y seguridad, sentirte cómodo sin saber lo que hay por delante, tomar decisiones sólidas y seguir adelante con confianza, incluso en ausencia de información completa.

2. Curiosidad. El deseo de aprender siempre es bueno, si bien, ahora necesitarás un antojo de aprender, entender y saber más sobre una variedad más amplia de cosas. Esta habilidad, el poder de la curiosidad, no será solo sobre un área concreta de experiencia, sino que deberá ser de una amplia variedad de temas; y la capacidad de ver tendencias e ideas dentro de todo ese conocimiento.

3. Apertura. Cada vez confiamos menos en las personas con opiniones diferentes a las nuestras y buscamos informaciones con medios que coinciden con nuestra manera de ver la vida. Esto es un problema porque nos cierra las puertas a escuchar diferentes puntos de vista, aprender y crecer. Un futuro con éxito implicará la búsqueda de opiniones diversas y el aprendizaje de diversas experiencias. El futuro exigirá apertura y capacidad para participar en debates y en nuevos compromisos. Es decir, no podrás crecer en tu carrera, si te mantienes estancado en tus perspectivas. El mejor éxito vendrá de la capacidad de escuchar, compartir y aprender.

4. Emprendimiento empático. Otro conjunto de habilidades clave para el futuro será el emprendimiento real, tanto interno como externo, y la empatía que requiere. Sintonizar las necesidades cambiantes del mercado y comprender y empatizar profundamente con las necesidades de las personas son imprescindibles para la innovación. Este conjunto de habilidades implica comprender y respetar a fondo las nuevas circunstancias y los desafíos que generan, lo que le permite ver nuevas oportunidades. A partir de ahí, se trata de tomar las decisiones oportunas con sus riesgos ajustados, y entregar una nueva propuesta de valor al mercado.

5. Resiliencia. Levantarse y luchar superando con dinamismo las dificultades y los reveses del día a día. Muy estrechamente relacionado con el emprendimiento y con los procesos de cambio y de adaptación. La habilidad de resiliencia requiere mantenerse al día de las novedades sectoriales y de gestión para darles sentido pata reinventar, innovar y resolver problemas. Encontrar nuevos enfoques y reflexionar en función de sus ideas será fundamental para el éxito. Aquí los servicios de interim management son de gran ayuda para los empresarios, al aportar a sus situaciones de cambio ejecutivos externo, con gran experiencia en dirección y gestión.

6. Visualización optimista. La psicología positiva demuestra que el optimismo es uno de los grandes factores del bienestar y que, además, todos podemos cultivarlo. Es inherente a seguir adelante, es la capacidad de creer en un futuro positivo y centrarse en las posibilidades. La habilidad de visualizar lo que sucederá es fundamental para mantenerse motivado, inspirado e impulsado a crear nuevos comienzos.

7. Relaciones desde la distancia. Un networking bien hecho siempre ha sido sinónimo de éxito. En el futuro, los logros dependerán aún más de la fuerza de las relaciones. Nuevos aprendizajes, acceso a nuevas oportunidades y apoyo social. La nueva habilidad será la capacidad de construir una relación, y construirla rápidamente y desde la distancia. Debido a que las señas de identidad del futuro incluirán velocidad y ambigüedad, no tendremos el lujo de crear relaciones cocinadas lentamente. Lo más probable es que estés construyendo conexiones en breves momentos y, sobre todo, virtualmente. La habilidad de establecer confianza, compañerismo y afinidades con los demás separará a aquellos que tienen éxito de aquellos que no lo hacen.

8. Acción. El éxito en el futuro del trabajo requerirá de acciones inteligentes y de la capacidad de hacer que las cosas sucedan. Buscar aliados y apoyo en recursos humanos externos. Invertir en innovación y en personas. Como dice uno de nuestros colaboradores: “Actúa, no te quedes pensando”. En QMT valoramos a aquellos ejecutivos que saltan al ring y se involucran. Además, cuando vemos a otros trabajando duro, también nos inspira a trabajar. Por lo tanto, esta será otra habilidad del futuro: unirse, participar y lograr.

 

Y recuerda: lo que te trajo aquí, no te llevará allí.