Los interim managers siempre tienen éxito

5 razones por las que los interim managers siempre tienen éxito

El mercado para la contratación de interim managers se ve eclipsada por el de los nombramientos permanentes. Se ha escrito, analizado y debatido mucho sobre la contratación con éxito de empleados permanentes, sin embargo, se presta poca atención a la evaluación de la contratación “interina”.

La tasa de “fracaso” cuando se contrata un interim manager es notablemente baja y, sin embargo, recibe poco crédito y los factores de éxito a menudo se pasan por alto. Sería idóneo, entonces, examinar por qué la tasa de reprobación es tan baja para las contrataciones temporales de directivos.

Aquí hay 5 razones para reconsiderar esta tendencia, a favor de la contratación de un interim manager:

  1. Nunca es su “primer intento”

Los interim managers casi siempre son contratados y seleccionados porque aportan un historial probado de éxito. Es ese historial lo que les da el trabajo. Los clientes se benefician de esa experiencia, reduciendo drásticamente el riesgo de errores de gestión.

  1. ¡Realmente disfrutan del trabajo!

Los interim managers prefieren trabajar en entornos complejos y manejar situaciones en las que pueden entregarse al 100%, logrando un gran resultado y haciendo feliz a su cliente feliz.

  1. La descripción del trabajo se reemplaza por un conjunto de hitos

La atención se centra en un conjunto específico de hitos, establecidos para unas fechas límite, que pueden lograrse por el interim manager un período acordado. Tanto el plazo como el entregable se negocian previamente.

  1. El ego siempre se queda en la puerta

La capacidad de dejar el ego en la puerta es una faceta clave de cualquier interim manager. Con ello asegura su capacidad para liderar y cambiar con humildad, logrando que más personas se unan al sentido de urgencia, en momentos a menudo muy turbulentos.

  1. La experiencia realmente importa

Dado que los interim managers operan por experiencia y trayectoria, es probable que se encuentren en el grupo demográfico de más de 50 años. Más allá de la mera experiencia, también brindan una alta capacidad de asesorar, así como un conjunto útil de contactos y redes personales, aspectos muy beneficiosos para los clientes. Además, para la mayoría, este no es su “primer rodeo”.

 

En definitiva, los interim managers siempre tienen éxito porque ofrecen una serie de beneficios para la empresa contratante. La experiencia y proactividad que aportan estos profesionales permiten la ejecución rápida y eficaz de los planes, al mismo tiempo que manejan las situaciones como el ejecutivo senior experimentado que son. Todo ello nos lleva a una contratación de alta rentabilidad para la empresa.