Interim manager como director COVID 19

Abran paso al director COVID-19

Son indudables los impactos negativos que la crisis de la COVID-19 está trayendo consigo, no solo a nivel personal y social, sino también a escala económica y laboral. En este sentido, han proliferado los estudios a nivel nacional e internacional sobre los efectos concretos de la crisis de la pandemia en el ecosistema empresarial y todos apuntan a los graves desafíos a los que se enfrentan los empresarios y sus equipos directivos.

Hace unos días comentábamos 5 retos empresariales para directivos en tiempos de la COVID, y ahora queremos indicar estos otros temas que se mencionan con frecuencia son:

  • Impacto en los resultados comerciales.
  • Riesgo de recesión global.
  • Movimientos de personal.
  • Caída de la productividad.
  • Disminución de la confianza y el consumo de los consumidores.
  • Cambios en la cadena de suministro.
  • Repercusiones financieras en las empresas y los mercados bursátiles.

Todos estos impactos se traducen en nuevos desafíos de gestión

La atención se centra en las condiciones más estrictas de salud y seguridad de los bienes y servicios, y cómo comunicarlas claramente a los clientes. Evidentemente, la salud de los empleados también es muy importante, y se idean cambios para que los entornos y centros de trabajo sean absolutamente seguros.

La puesta en marcha de las actividades requiere un plan de acción sofisticado. Los principios existentes ya no son evidentes. La oferta tendrá que moverse a lo largo de la cadena, pero no más rápido que el ritmo de recuperación. No se permitirá que la posición competitiva de la empresa se deteriore en comparación con la posición de antes del cierre.

Las TIC tuvieron que hacer enormes esfuerzos durante el confinamiento, por ejemplo, solo para facilitar el cambio repentino al trabajo remoto. ¿Qué queda de eso? Piense en la seguridad cibernética, pero también en la creciente carga de datos en la infraestructura de TI. Desde un punto de vista financiero, el capital de trabajo disponible debe utilizarse de manera óptima para absorber los impactos de la crisis y la recuperación.

Sobre todo, la preservación de la creación de valor es importante. Así os dejamos dos preguntas para reflexionar:

  • ¿Seguirá tu modelo de negocio funcionando igual que antes de la pandemia?
  • ¿Necesitas diseñar e implantar negocios radicalmente nuevos?

¿Un director COVID-19 interino?

Todas las compañías, con verdadera conciencia de supervivencia y de responsabilidad social, tienen la obligación de centrarse en una buena gestión empresarial, que garantice una organización adecuada pensando en todos sus grupos de interés. Así, debería contar con un “equipo de emergencias” que establezca la estrategia y marque los objetivos a alcanzar en sus planes de actuación, garantizando que se toman las decisiones de la manera más rápida y acertada posible.

¿Y quién puede liderar dicho equipo?

En este difícil contexto, la incertidumbre parece ser lo único seguro, por lo que se requiere conocimientos especializados en muchas áreas de gestión y de políticas adecuadas.

La figura de un interim manager puede ayudar a su organización en este período de crisis, dado que cuenta con una amplia experiencia de gestión, con resultados positivos reales, en situaciones de transformación o de crisis. Convirtiéndose en una figura realmente rentable para la compañía que contrate sus servicios.

Para que pueda trabajar con los mejores, es realmente importante determinar de antemano qué es esencial para usted y su empresa. En QMT disponemos de interim managers con amplia experiencia y empleabilidad. Y también la metodología para determinar, junto con usted, dónde radica su primera necesidad. En un plazo muy breve de tiempo, puede contar con el profesional que necesita.

¿Cómo es este director interino de COVID-19?

Piense en un líder transformador, con experiencia adicional en reorganización y gestión de crisis. Un ejecutivo que sea capaz de estructurar la organización, los procesos y las herramientas y comunicar esto a los tomadores de decisiones estratégicas. Alguien con fuertes cualidades de liderazgo y habilidades interpersonales que pueda liderar el cambio.

Un hombre o mujer con capacidad para ingresar al campo operacional. Alguien con liderazgo y carisma. Resistente al estrés y con la capacidad de tomar decisiones rápidamente. Y dependiendo de la situación actual de la empresa también con conocimiento sustancial de organización de proyectos, innovación, gestión de recursos humanos, finanzas, TI y TIC, calidad, marketing y ventas y marca.